El taller

Posted in El taller on junio 10, 2010 by Germán Justo

La actuación -el arte dramático- es un oficio.

Para algunos es una práctica, un ejercicio expresivo ocasional e inolvidable.

Finalmente, para los demás, es el espectáculo de la expresión del actor.

Convengamos que todo arte es expresivo, que todo arte expresa algo: ideas, sentimientos, emociones, situaciones, costumbres… ¿Qué tiene es teatro, entonces, para que lo consideremos “expresivo”? El teatro ha superado la técnica del oficio -la voz,  el movimiento, el gesto- para desarrollar una pedagogía de la expresión artística. Así, el actor no sólo es un oficiante de cuidados y gratos movimientos, o un acróbata, o un especialista de tonos y acentos, ni un experto en sistemas nemotécnicos de largos parlamentos isabelinos. Hace más de cien años que la técnica actoral es una técnica de expresión, de búsqueda de sentimientos -o de acciones que derivan en sentimientos- , en el que la voz,  el movimiento y la memoria está al servicio de tal expresión.

El Taller de Teatro Aguafuerte se dirige a quienes quieran vivir esa experiencia, más allá de que no se hayan planteado el ser actores de oficio. Un espacio para la búsqueda de la expresión por medio del arte dramático.

Ni la timidez, ni la parquedad son un límite para la expresión dramática, como no lo son para ninguna expresión artística.